jueves, 27 de enero de 2011

FILOSOFÍA CLÁSICA ALEMANA

La necesidad histórica que tuvieron Carlos Marx y Federico Engels de entregar al proletariado mundial una teoría científica para su lucha en contra de la explotación y opresión capitalistas, los llevó a trabajar en el análisis crítico de la filosofía clásica alemana que para la época constituía la síntesis del pensamiento filosófico y de la lógica de mayor trascendencia, las que al ser sometidas a la crítica y a la fundamentación científica, se convirtieron en una de las tres fuentes del marxismo.

La filosofía clásica alemana como una de las fuentes del marxismo debe ser entendida como el esqueleto de dos posiciones filosóficas: la idealista con sus representantes Emmanuel Kant, Johann Fichte, Federico Schelling y Federico Hegel y la materialista con Ludwig Feuerbach.
 
El propósito de este artículo es tomar de entre los idealistas a Federico Hegel con su sistema filosófico en el que lo más significativo es su dialéctica y de Ludwig Feuerbach el carácter de su materialismo como aportes significativos para el aparecimiento del marxismo.

Al referirse a la filosofía clásica alemana y a Hegel de manera particular, Federico Engels señaló que "Esta filosofía alemana moderna encontró su remate en el sistema de Hegel, en el que por vez primera -y ése es su gran mérito- se concibe todo el mundo de la naturaleza, de la historia y del espíritu como un proceso, es decir, en constante movimiento, cambio, transformación y desarrollo, intentando además poner de relieve la conexión interna de este movimiento y desarrollo".

El sistema filosófico de Hegel se fundamentó en el idealismo de Kant, Fichte y Schelling considerados sus precursores a quienes desarrolla y corrige en algunas de sus ideas. Para Hegel el sujeto de la dialéctica, del cambio y la transformación de la realidad es la Idea o Dios conocido también como “demiurgo. De ahí que el mérito de Marx es el de haberle convertido a la dialéctica idealista en expresión científica del cambio y la transformación, dejando de lado la idea de Dios.

Por su parte el materialismo de Ludwig Feuerbach contribuyó a la formación del marxismo al someter a dura crítica el carácter idealista de la dialéctica hegeliana lo que permitió el aprovechamiento de lo más importante de su filosofía, pese a que él no comprendió los reales alcances de la dialéctica.

El contenido esencial y el sentido de la filosofía materialista de Feuerbach consisten en proclamar y defender el materialismo, sin haber superado el carácter imaginativo del materialismo anterior a Marx, porque prima en él la concepción idealista que le conduce a la creencia de que los fenómenos sociales deben ser estudiados a la luz de la antropología como ciencia universal; lo cual al tratar sobre las raíces sociales e históricas de la religión el componente antropologista le limita a las suposiciones y al planteamiento de la necesidad de una nueva religión.

El fondo idealista en la concepción de Feuerbach no le permitió comprender el mundo real en el que vive el hombre lo que le llevó a concluir que el anhelo de felicidad propio de la naturaleza humana puede alcanzarse con la limitación razonable de sus necesidades y el amor a los demás. A pesar de estos errores y limitaciones de su concepción, Feuerbach fue un antecesor directo del marxismo y aunque no lo aceptó, al final de su vida ingresó en el Partido Social-demócrata alemán.




FEDERICO GUILLERMO NIETZSCHE 
(1844 - 1900)

¿Quereís saber qué es para mí, 'el mundo' (...) Es un monstruo de fuerza, sin principio ni fin, una magnitud férrea y fija de fuerzas que ni crece ni disminuye, y que únicamente se transforma (...) un juego de vierzas y ondas de fuerza (...) un mar de fuerzas tempestuosas que se agitan y se transforman desde toda la eternidad y vuelven eternamente sobre sí mismas en un enorme retorno de los años. (...) ¿Quereís un hombre para este mundo? ¿Una solución para todos sus enigmas? (...) Este mundo es la voluntad de poder y nada más que eso ¡sed vosotros también esa voluntad de poder y nada más que eso! Nietzsche, La voluntad de poder.
Hitler se inspiró por la filosofía de Nietzsche

La obra de Nietzsche se caracteriza por la ambigüedad. No es un autor sistemático y empleó con frecuencia el aforismo y el poema. No utiliza razonamientos o deducciones sino intuiciones. Tampoco se esfuerza por evitar las contradicciones y a menudo es violento y agresivo. La frecuente utilización de símbolos impide una interpretación unívoca. La primera obra de Nietzsche es El nacimiento de la tragedia. En ella, dirá que la tragedia griega se originó gracias a la fusión de dos elementos contrapuestos del espíritu griego, lo dionisiaco y lo apolíneo. 
  
DIONISO Y APOLO
La primera obra de Nietzsche es "El nacimiento de la tragedia". En ella, dirá que la tragedia griega se originó gracias a la fusión de dos elementos contrapuestos del espíritu griego, lo dionisiaco y lo apolíneo.
La tradición antigua, nos dice que la tragedia griega surgió del coro trágico, sin embargo, en la tragedia clásica se introduce el elemento apolíneo. Dirá Nietzsche que la tragedia griega debe concebirse como un coro dionisiaco que una y otra vez se descarga en un mundo apolíneo de imágenes, pero lo esencial continua siendo el fondo dionisiaco de la tragedia en tanto le permite al espectador quebrar los lazos de la propia individualidad fundiéndose con los demás hombres para descubrir la suprema unidad de las cosas. Este es el modo, según Nietzche, con que los griegos hallaban el "consuelo metafísico" que los liberaba de anhelar la negación budista de la voluntad. 
Dirá luego que con Sócrates triunfa el hombre teórico sobre el hombre trágico y a partir de él se impone el optimismo de la ciencia: el diálogo platónico sustituye a la tragedia, el saber se convierte en medicina universal y el error es el supremo mal.

En síntesis, lo que postula Nietzsche es la existencia de una eterna lucha entre una concepción teórica y una trágica del mundo, viendo en Schopenhauer y en Wagner un triunfo de lo trágico. 
ZARATUSTRA
"Zaratustra fue el primero en advertir que la autentica rueda que hace moverse a las cosas es la lucha entre el bien y el mal -la transición de lo moral a lo metafísico, como fuerza, causa, en fín, es obra suya.- (...) Zaratustra creó ese error, el más fatal de todos, la moral: en consecuencia, también tiene que ser el primero en reconocerlo". Ecce Homo, Nietzsche 
El objetivo de Nietzsche al sustituir a Dioniso por Zaratustra es el de "mandar al diablo todo consuelo metafísico". En efecto, Dioniso se identificaba con la metafísica de Schopenhauer, de manera tal que en esta nueva visión, Nietzche rechazará toda metafísica y se mantendrá exclusivamente en el terreno de la ética. Del mismo modo, no realizará 'teoría del arte' sino que se expresará artísticamente. Justamente, al elegir al figura de Zaratustra (ya que en él ve al creador de la moral) lo utiliza para invertir su significación histórica, lo convierte en aquel que puede ver "más allá del bien y del mal".

No obstante, en su afirmación de la vida y su voluntad de vivir, Zaratustra es comparable a Dionisio, solo que se halla despojado de la metafísica de Schopenhauer. Combatirá también a Sócrates, a Platón, a la civiliazación cristiana y a todo lo que ellos presentan.
Se creía que Zaratustra remplazaría al Dios Cristiano y a Dioniso

CARLOS MARX (1881 - 1883)
Se considera al marxismo como una teoría cuya iniciación se debe a Carlos Marx. La mayoría de los opositores de esta corriente tienden a formar un cuerpo doctrinario conocido como Marxismo – Leninismo (M–L), el cual se fue articulando con los aportes de diferentes autores. De este modo existiría un marxismo correspondiente a la propia autoría de Marx, y un M–L o escuela marxista, que incluye principalmente el autor inicial, a Engels, Lenin y otros. En el Nuevo Humanismo se tiene en cuenta a esta ideología como corriente, aun cuando se le pueda analizar detalladamente por autor o por diversas posiciones críticas. (Humanismo marxista, Humanismo filosófico y Antihumanismo).

El M-L es un sistema científicamente fundamentado de conceptos filosóficos, económicos y político-sociales; es la ciencia del conocimiento y de la transformación del mundo, de las leyes del desarrollo de la sociedad, la naturaleza y del pensamiento humano, de las vías para la supresión revolucionaria del régimen de explotación y de la construcción del comunismo, la cosmovisión de la clase obrera y de su vanguardia, los partidos comunistas y obreros.

El marxismo surgió en los años 40 del siglo XIX. Las necesidades de un progreso social que había puesto al desnudo los vicios radicales del régimen capitalista, de todo el sistema de explotación, el despertar del proletariado a las luchas políticas, los grandes descubrimientos en las ciencias e investigaciones históricas y sociales plantearon ante el pensamiento social la tarea de elaborar una teoría nueva, científica, que pudiese responder a las cuestiones suscitadas por la vida. Esta tarea histórica fue cumplida por Marx y Engels, Lenin empezó su actividad científica revolucionaria en la mitad de los siglos XIX y XX, en la época del hundimiento del capitalismo, que había pasado a su ultima fase: el imperialismo, y del surgimiento de la sociedad socialista, defendió el marxismo contra los ataques de sus enemigos y elevo la teoría marxista a un nivel de desarrollo nuevo.

 Marx y Engels fueron compañeros durante el marxismo.
La aparición del M-L es un cambio revolucionario en la historia del pensamiento humano. Es la continuación directa y el desarrollo de los avances del pensamiento social precedente en el terreno de la filosofía, de la economía política y del socialismo. Con el M-L surge por primera vez una doctrina que refleja íntegra y totalmente la realidad objetiva, que ofrece la posibilidad de explicar el mundo y las vías para su transformación: surge por primera vez una ciencia que descubre en el interior de la propia sociedad, la fuerza para realizar dicha transformación radical.
El M-L comprende 3 partes: 

a. La filosofía-el materialismo dialéctico.
b. La economía política. 
c. El comunismo científico

Se puede hablar de la ciencia marxista de la historia, de la doctrina marxista del derecho, de la doctrina de la guerra y la paz, de la estética, de la historia de la literatura, de la pedagogía, etc. Marxista.

En la economía política los fundadores del marxismo concentraron la atención en el análisis de las leyes del desarrollo y el hundimiento de la formación económico-social capitalista; la economía política del socialismo es una rama independiente de la economía política marxista.
Comunistas científicos

En el M-L ocupa un lugar importante la teoría del comunismo científico que pone al descubierto las leyes políticos sociales, y que encarna con el mayor relieve el principio activo contenido en el M-L. Lo principal en el comunismo científico es la teoría sobre la ambición historia de la clase obrera como fuerza llamada a destruir el poder del capital y a encabezar la construcción de una sociedad nueva, la sociedad comunista.

En el M-L es la ideología del proletariado que expresa los intereses vitales de todos los trabajadores. Sus adeptos no se niegan a colaborar, para la defensa de la democracia, de la paz y del progreso social. Como doctrina revolucionaria, el M-L se contrapone al reformista. Si bien reconoce la necesidad de luchar por reformas bajo el capitalismo, el M-L nunca ha renunciado ni renunciara a su programa y táctica revolucionaria.

El Marxismo ha recorrido un largo camino de casi siglo y medio. El primer periodo abarca la formación y crecimiento de la clase obrera en los piases adelantados, la unión incipiente del socialismo científico con el movimiento obrero, la formación y consolidación de los partidos obreros marxistas. El segundo período comienza con la demolición revolucionaria del capitalismo y las transformaciones socialistas. La victoria de la Gran Revolución Socialista de Octubre significa un verdadero triunfo del M-L, que había pasado la prueba histórica decisiva en el fuego de la practica revolucionaria.

Marx en los años 50-60 del siglo XIX centro su actividad teórica en el estudio de la teoría económica, mientras en las obras y cartas de Engels de los años 80-90 ocupa un lugar especial de elaboración de las concepciones filosóficas. Durante la preparación directa de la revolución socialista de Rusia, Lenin presto gran atención a la elaboración de la teoría marxista sobre el Estado, a la teoría de la revolución social proletaria.


Las ideas del M-L se formaron y desarrollaron en el capitalismo, cuando las clases explotadoras dominantes poseían el monopolio de los medios de enseñanza y de la actividad científica. En la actualidad, el M-L es la ideología dominante en la URSS y otros países socialistas.

La aplicación de la teoría M-L en diferentes piases del mundo y su utilización demuestran la certeza y veracidad de sus proposiciones.

El M-L es una teoría de alcance internacional. En incompatible con la prédica del comunismo nacional y con los intentos de inventar un marxismo nacional cualquiera que sea. La difusión del M-L no puede ser aplicada automáticamente a cualquier país; su aplicación requiere una apariencia minuciosa de las particularidades nacionales, históricas, etc., un análisis profundo de la situación concreta. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario