martes, 25 de enero de 2011

ARISTÓTELES Y LAS CAUSAS DE LA MATERIA

Aristóteles (384-322)

 A diferencia de lo que ha sucedido con la obra de Platón, sus llamadas obras "exotéricas", dirigidas al público en general, se han perdido y no quedan sino algunos fragmentos. En cambio, hemos legado los trabajos "esotéricos" que elaborara para sus cursos, puertas adentro del Liceo.


Andrónico de Rodas, hacia el año 60 a.C. hizo una recopilación de las obras de Aristóteles. El trabajo de organización de la obra hizo suponer que Aristóteles había sido un pensador sistemático que desarrolló un pensamiento definido desde los primeros trabajos. De esta manera, se lo contraponía con Platón, en cuya obra se advierte un proceso evolutivo permanente. Recién en el siglo XX, W Jaeger demostró que esto no había sido así y que por el contrario, el pensamiento de Aristóteles también fue producto de un proceso evolutivo. Al igual que Platón, Aristóteles fue un buscador permanente y siempre abierto a revisar sus propias ideas.
Duplicando los problemas Dice Aristóteles que tratando de explicar este mundo, Platón lo duplica, duplicando así las dificultades: ahora hay que explicar dos mundos.

El mundo de las Ideas no sirve para explicar el mundo de las cosas Si las esencias de las cosas están separadas de éstas, entonces no son propiamente sus esencias.

El origen y el devenir no se explica con las Ideas Aunque Platón afirmó que las Ideas era "causas" de las cosas pretendiendo explicar con esto el origen, es evidente para Aristóteles que nunca pueden ser "causa de movimiento". Para resolver este problema tuvo Platón que introducir a la figura mítica de Demiurgo. 

Aristóteles llamaba "filosofía primera" o "sabiduría" a los temas "metafísicos" el nombre "metafísica" es creación de Andrónico de Rodas- lo que quiere decir que había entonces "filosofías segundas". Esto marca una diferencia importante con Platón para quien existía una única filosofía.

En algunos fragmentos de la "metafísica", la "filosofía primera" aparece asimilada a una teología. Probablemente, esta concepción se corresponda con los fragmentos más antiguos bajo la influencia significativa del platonismo. 

Aunque para Aristóteles la "sabiduría" es la "primera", es sólo una ciencia más entre otras... y por tener carácter puramente especulativo no coincide con la vida virtuosa. La ética será pues, la "filosofía segunda", cuyo objeto de estudio será la virtud.

El ser y la unidad son una misma cosa

Aristóteles afirma la unidad del ser, pero no es una unidad en el sentido de unicidad como pretendía Parménides. El ser no es único: hay distintas formas de "ser" pero todas ellas se refieren a una forma primordial, al "ser" propiamente dicho: la substancia. Pero la substancia tampoco es única, porque existen muchas substancias (o sea, existen muchos "seres").

Las diferentes formas del "ser" no son sino modificaciones o accidentes de la substancia, éstas son:  
Cantidad 
Cualidad 
Relación 
Lugar 
Tiempo 
Posición 
Estado 
Acción 
Pasión

Entonces, substancia y accidente son los géneros supremos (categorías) unificados por su común referencia a la substancia.

La substancia es el ser

"La substancia, en el sentido más fundamental, primero y principal del término es aquello ni es afirmado de un sujeto, ni está en un sujeto: por ejemplo, el hombre individual o el caballo individual. Pero podemos llamar "substancias segundas" a las especies que están contenidas en substancias tomadas en el primer sentido" Aristóteles

Aristóteles distingue dos tipos de substancias:

1.Substancias primeras: el individuo concreto. 

2.Substancias segundas: la especie y el género.
A simple vista, podría afirmase que vuelve a caer en el platonismo, sin embargo no es exactamente así puesto que sostiene paralelamente que toda substancia tiene existencia independiente, pero además, afirma que tanto la especie como el género, tienen existencia real y no son simples conceptos en el sentido que sólo sobre ellos (y no sobre los individuos) es sobre lo que se ocupará la ciencia.

TEORÍA DEL PRIMER MOTOR

Al final del la Física afirma Aristóteles la existencia de la eternidad del movimiento y del tiempo. La cadena de generaciones, no tiene comienzo y remonta al infinito. Tampoco tendrá fin porque el movimiento y el tiempo no terminan jamás. Afirma entonces que un primer motor es necesario para causar el movimiento eterno del cosmos. Puesto que el movimiento es el paso de la potencia al acto, debe haber un motor (kinetikón) que haga pasar al móvil de la potencia al acto, merced a que él ya posee en acto aquello que el móvil solo posee en potencia.

"Todo lo que se mueve es movido por otro" pero si el motor mueve en tanto que es a su vez es movido, ambos movimientos son simultáneos. Se puede multiplicar al infinito el número de los motores movidos simultáneamente, pero en este caso, la serie no tiene que ser infinita sino que ha de existir un primer motor que siendo inmóvil, cause el movimiento del mundo: así pues, el movimiento del mundo es eterno pero posee un primer motor. El primer motor mueve al mundo desde toda la eternidad.

1 comentario: